Blog

"¡Eso es genial!"
Saturday, December 10, 2022 by Janet Perez Eckels

"¡Eso es genial!" dicen mis amigos cuando describo cómo navego de una aplicación a otra en mi computadora.

No es nada difícil para esta chica ciega porque uso un lector de pantalla. Con diferentes comandos de teclado, logro hacer lo mismo que otros logran con el mouse.

Puedo estar trabajando en un documento de Word, luego, con dos pulsaciones rápidas de teclas, cambio de aplicación y me pongo a leer correos electrónicos.

Sonrojándome un poco, lo confieso, hago ese mismo cambio con las aplicaciones en mi corazón.

Los domingos asisto a la iglesia, alabo a Dios, recibo alimento espiritual y lleno mi alma con verdades poderosas. Pero llega el lunes y aparecen momentos difíciles. Con rapidez, cambio de la aplicación de paz a una que muestra preocupación tóxica.

¿Alguna vez hiciste eso? Es posible que sí. Aunque sepas que no debes y Eres consciente de la verdad de Dios e incluso dominaste el camino hacia una vida victoriosa.

Pero como la mayoría de las personas, enfrentamos la realidad de la vida: fallas por aquí, conflictos por allá y titulares sombríos por todas partes. Antes de que te des cuenta, tu corazón muestra una pantalla diferente. Uno que enumera mentiras cortesía del enemigo de tu alma.

¡Satanás miente!

Su plan es arrebatarte y arrastrarte a su campamento de desánimo y duda.

Y esa duda crece a medida que alimenta estas mentiras:

• Dios no está dispuesto a eliminar tu ansiedad.

• Dios no es capaz de traer respuestas a tus problemas.

• No está al tanto de los detalles que te causan miedo.

• No es capaz de volver a poner en su lugar los pedazos de tu corazón hecho trisas.

• Él no puede cambiar el camino de los errores que cometiste ayer

Ese es el lenguaje de Satanás. Así forma la preocupación que te atormenta en las noches de insomnio. Ese es su camino hacia la depresión, la ansiedad y la desesperación.

Buenas noticias: tienes una opción: alimentar la preocupación o descubrir la maravilla. Encuentra la maravilla humanamente incomprensible de que el amor de Dios, que no tiene límites, es más grande que el problema que te acosa. Él es más poderoso que cualquier ataque que venga hacia ti. Y Él es más fuerte que cualquier lazo del pasado que te mantiene atado.

Ahora es tu turno de hablar.

Hablas el lenguaje de la fe, las palabras que hacen eco de su verdad, y afirmas en voz alta lo que dice Jesús:

“Por tanto, no os preocupéis por el mañana, porque el mañana se preocupará por sí mismo. Cada día tiene suficiente problema propio” (Mateo 6:34).

Y con los últimos retazos de preocupación echados al basurero de la vida, tu corazón canta: “Él es mi refugio y mi fortaleza, mi Dios, en quien confío” (Salmo 91:2).

No más dudar, inquietarse o temblar porque sabes “Ciertamente él te salvará del lazo del cazador y de la pestilencia mortal. Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas encontrarás refugio; su fidelidad será tu escudo y baluarte. No temerás el terror de la noche, ni saeta que vuele de día, ni pestilencia que ande en las tinieblas, ni mortandad que destruya en medio del día” (Salmo 91:3-6).

Oremos

Padre, gracias por la seguridad de que nos cubres a mí y a mi familia. Gracias por el sueño que llega en la noche cuando las mentiras callan. Te alabo por la tranquilidad que susurras en mi corazón, quitando la preocupación de mi mente. En el nombre de Jesus.

¿Qué muestra la pantalla de tu corazón en este momento?


Previous Posts

Como cambiar tu triste ayer por un mañana brillante
Jan
2/3/2023

Aqui es donde encuentras consuelo esta Navidad
Janet Perez Eckles
12/21/2022

Tres secretos para vivir triunfante
Janet Perez Eckels
12/12/2022

"¡Eso es genial!"
Janet Perez Eckels
12/10/2022

La fe para vencer cualquier tormenta
Janet Perez Eckels
12/7/2022